TODOS NUESTROS AYERES Natalia Ginzburg

 20.90

fuera de stock

TODOS NUESTROS AYERES Natalia Ginzburg

 20.90

ISBN
978-84-26418-50-0

FECHA DE PUBLICACIÓN
2016

PÁGINAS
354

El retrato de la madre estaba colgado en el comedor: una señora sentada con sombrero de plumas y una cara larga y cansada, con gesto de susto. Siempre había tenido mala salud, le daban mareos y palpitaciones, y cuatro hijos habían sido demasiados para ella. Murió poco después de que naciera Anna. Una niña. Una familia. Otra familia. Una casa enfrente de otra. Mirar la casa de uno desde la casa de enfrente. Los hermanos. Los novios de la hermana. Un padre que escribe sus memorias. El fascismo. El amante de la madre. Las amigas. Los panfletos clandestinos. La política. La cárcel. El miedo. El amor y el desamor.

Natalia Ginzburg, así conocida por el apellido de su primer marido aunque el suyo era Levi, fue una novelista, ensayista y dramaturga italiana. Nació en Palermo en el seno de una familia acomodada de origen triestino, en 1916. Su padre, Giuseppe Levi, era un profesor universitario de Medicina, enseñaba allí anatomía, y llegó a tener gran reputación. Tanto él como sus hermanos fueron apresados y procesados por sus ideas antifascistas. Su madre era hija de un abogado socialista. La infancia y adolescencia de la escritora transcurrieron en Turín, a donde su padre fue transferido pronto, en 1919. Hija de un librepensador (además, la familia paterna era judía) y de una mujer de educación católica, tuvo una formación laica: ninguno de ellos eran practicantes.

En 1933 publica su primer cuento, “I bambini” (Los niños), publicado en la revista Solaria. En 1938 se casa con Leone Ginzburg, un intelectual antifascista de origen ruso y profesor de literatura rusa, que había estado en la cárcel en 1934 y 1936 por sus ideas. El matrimonio Ginzburg se relaciona con los intelectuales antifascistas turineses, especialmente los relacionados con la editorial Einaudi, de la que Leone Ginzburg era cofundador desde 1933. Entre otros, mantendrán gran amistad con Cesare Pavese, y con el escritor Carlo Levi. En 1940 se traslada con su marido a un pueblo de los Abruzzos donde este último había sido desterrado por las autoridades fascistas. Allí permanecerá hasta 1943. Con el seudónimo de Alessandra Tornimparte publica 1942 su primera novela, La strada che va in città, que reeditará en 1945 ya con su firma definitiva, Natalia Ginzburg. Tras iniciarse la deportación sistemática de los judíos, y tras varias vicisitudes, su marido es detenido y torturado hasta la muerte en la cárcel de Regina Coeli de Roma, en 1944. Natalia Ginzburg regresa a Turín, tras estar escondida en varios lugares, entre otros, Florencia. Al término de la II Guerra Mundial comienza a trabajar para mantener a la familia en la editorial Einaudi. En 1947 aparece su segunda novela È stato cosí, con el que gana el premio “Tempo”; es una novela desesperada, violenta, llena de tristeza. En su obra restante ésta se combina con una original comicidad. Se casa en 1950 con el profesor universitario Gabriele Baldini, que será nombrado director del “Istituto Italiano di Cultura” en Londres. En 1952 publica Tutti i nostri ieri; en 1957, el libro de cuentos Valentino (premio Viareggio) y la novela Sagittario; cuatro años más tarde, entrega una novela muy importante, Le voci della sera (1961). Natalia Levi gana luego el prestigioso premio Strega, en 1963, con Léxico familiar, novela autobiográfica con la que consiguió también un gran éxito de ventas. En 1969 muere su segundo marido. Ella continúa con su escritura, cada vez más interesada en el microcosmos de las relaciones familiares: Caro Michele (1973), Famiglia (1977), otra novela epistolar La città e la casa (1984), y un libro inclasificable y extenso, La famiglia Manzoni (1983), sobre la esfera doméstica del gran escritor italiano.

Otras facetas en las que destacó fue como autora de comedias teatrales y traductora: entre las primeras, destacan títulos como Ti ho sposato per allegria (1970) o Paese di mare (1972). Sus traducciones más celebradas son las que realizó del francés (obras de Marcel Proust, Gustave Flaubert y Maupassant). Numerosas polémicas cívicas, recogidas en ensayos, pudo canalizarlas finalmente con su participación en el Parlamento durante los últimos años. Murió en Roma en octubre de 1991.

fuera de stock

Categorías: , ,